Lo ayudamos a vivir mejor con diálisis

Comparta esto
Imprimir página

Diálisis

Obtenga información sobre la diálisis, las opciones de acceso y los mitos comunes

Opciones de tratamiento de diálisis

La diálisis es un proceso de soporte vital que limpia los productos de desecho de la sangre y elimina los líquidos adicionales cuando fallan los riñones de una persona. Por lo general, los pacientes que reciben diálisis requieren de un tratamiento continuo, a menos que reciban un trasplante renal.

Usted tiene opciones en cuanto a la diálisis. Una opción es si quiere recibir tratamiento de diálisis en un centro o realizarlo desde la comodidad de su propio hogar. También existen dos tipos de diálisis: hemodiálisis y diálisis peritoneal . Hay muchos beneficios y consideraciones de cada tipo de diálisis. Usted y su médico evaluarán estas opciones para decidir cuál es la adecuada en su caso.

En el centro

Hemodiálisis en el centro (diurna)

Tratamiento diurno, realizado en un centro de diálisis, por lo general 3 veces a la semana durante 3 a 5 horas por sesión de tratamiento.

Hemodiálisis en el centro durante la noche (nocturna)

Tratamiento durante la noche realizado en un centro de diálisis, por lo general 3 veces a la semana durante 8 horas por sesión de tratamiento (es posible que no esté disponible en todas las áreas).

En el hogar

Hemodiálisis en el hogar

Diálisis que se puede hacer en la comodidad del propio hogar del paciente y en los horarios que él elija. La frecuencia y la duración de cada tratamiento pueden variar. Hay dos métodos de tratamientos de hemodiálisis en el hogar:

Diálisis en el hogar estándar: los tratamientos se hacen generalmente 3 a 4 veces por semana (en cualquier momento del día) y varían en duración (pero por lo general son más prolongados que un tratamiento en el centro típico de 3 a 5 horas).

Diálisis en el hogar corta y diaria: los tratamientos se realizan generalmente 5 a 6 veces por semana (en cualquier momento del día) y duran aproximadamente de 2 a 4 horas.

Diálisis peritoneal en el hogar

El tratamiento de diálisis peritoneal ofrece dos opciones:

Diálisis peritoneal ambulatoria continua (DPAC):el paciente la realiza manualmente 4 a 5 veces al día en cualquier ambiente limpio (en el hogar, en el trabajo o mientras viaja).

Diálisis peritoneal cíclica continua (DPCC):el paciente utiliza una máquina, llamada ciclador, durante aproximadamente 9 a 10 horas durante la noche mientras duerme.

Compare sus opciones de diálisis

Obtenga más información acerca de sus opciones de tratamiento de diálisis para decidir con su médico cuál es la adecuada para usted.

Evalúe sus opciones

SIGUIENTE

Mitos comunes

La mayoría de las personas no sabe mucho acerca de los riñones. Es normal tener un montón de preguntas. Incluso puede creer algunas cosas que no son ciertas, como estos mitos comunes de la diálisis.

Mito: La diálisis hará que mis riñones mejoren.
Verdad: Una vez que los riñones fallan debido a la enfermedad renal crónica, no mejoran. La diálisis no es una cura. La diálisis es un tratamiento que hace un poco de lo que sus riñones hicieron. Usted necesita diálisis o un trasplante de riñón para vivir.

Mito: La diálisis duele.
Verdad: Durante el tratamiento de diálisis puede sentir un pinchazo cuando se inserta cada una de las agujas. Hay medicamentos para adormecer la piel que pueden ayudar. El resto de su tratamiento de diálisis no debe doler. Si duele, infórmeselo a su miembro del personal para que él o ella puedan solucionarlo.

Mito: Mis seres queridos pueden contagiarse mi enfermedad renal.
Verdad: La enfermedad renal no es contagiosa. No puede propagarla por compartir un vaso, besar o hacer el amor. Su familia puede estar en riesgo, sin embargo, si tienen diabetes, presión arterial alta u otros problemas que son hereditarios. Estas afecciones pueden dar lugar a una insuficiencia renal. Pregúntele a su médico si su familia debe realizarse pruebas para detectar dichas enfermedades.

Mito: Todo lo que necesito es la diálisis para sentirme mejor.
Verdad: La diálisis hace parte del trabajo que sus riñones no pueden hacerlo ahora, pero no todo. Usted necesitará algunos medicamentos. La mayoría de las personas también necesitan algunos cambios en la dieta, ejercicio y limitar el consumo de líquidos para sentirse lo mejor posible.

Mito: Voy a tener que dejar de trabajar.
Verdad: Es posible que tenga que hacer algunos cambios. Hable con su trabajador social acerca de sus opciones de diálisis para seguir trabajando.

Mito: Voy a tener que renunciar a todos los alimentos que me encantan.
Verdad: El dietista trabajará con usted para incluir por lo menos algunos de sus alimentos favoritos en su plan de comidas. O pregunte a su equipo de atención acerca de las maneras de obtener más tratamientos de diálisis, en el centro o en el hogar. Con más tratamientos de diálisis, su sangre está más limpia, por lo que puede comer y beber con menos límites.

ANTERIOR SIGUIENTE

Sentirse bien comienza con un buen acceso

La diálisis es el comienzo de una nueva vida para usted y puede tomar medidas ahora para que sea una vida buena. El sustento de su diálisis es un acceso: una forma de llegar a la sangre para limpiarla. La elección de un buen acceso y cuidar de este le ayudará a sentirse mejor y le permitirá hacer aquellas cosas que disfruta.

Hay varias opciones para el acceso en función del tipo de diálisis que elija y el momento elegido para que comience la diálisis. Pero lo que todos los sitios de acceso tienen en común es que los coloca un cirujano y su cicatrización lleva tiempo antes de que puedan utilizarse. Así que la planificación de su acceso de preferencia es importante para asegurarse de recibir el mejor tratamiento posible.

La elección de su acceso



La hemodiálisis tiene tres opciones de acceso

Fístula

Acceso de fístula


El cirujano conecta una de las arterias del paciente a su vena debajo de la piel de su brazo. Se considera que la fístula es la “mejor” opción de acceso, ya que es el acceso más natural porque está hecho con los propios vasos sanguíneos del paciente, proporciona el mejor flujo de sangre para diálisis y tiene la probabilidad más baja de infecciones.

 

Injerto

Acceso de injerto


El cirujano conecta la arteria del paciente a una pieza de plástico suave y artificial que actúa como una vena y se coloca debajo de la piel de la parte superior del brazo del paciente; se considera una “buena” opción de acceso, la segunda mejor opción después de un acceso de fístula.

 


Catéter

Acceso de catéter (hemodiálisis)

Un catéter (un tubo de plástico largo, con forma de “Y”) se coloca en el cuello, el pecho o la ingle y se conecta a una vena central. El otro extremo del tubo está fuera de la piel y se utiliza para conectar la tubería de diálisis. El catéter se considera la opción de acceso más deficiente y se debe evitar, si es posible, debido al mayor riesgo de coagulación, la mayor probabilidad de infección y porque puede tener una velocidad de flujo sanguíneo más lenta durante la diálisis. Sin embargo, es posible que haya condiciones que impidan que un paciente tenga una fístula o injerto (aquellos pacientes cuyos vasos sanguíneos no tienen la fortaleza suficiente para resistir una fístula).

 

 

 

 

 

Obtenga más información acerca de la

Hemodiálisis

 

Catéter de diálisis peritoneal

Acceso para diálisis peritoneal

Situado en el vientre, un catéter para diálisis peritoneal permite al paciente llenar y drenar líquido como parte de un intercambio. Con frecuencia, a los pacientes que optan por la diálisis peritoneal se les recomienda realizarse una fístula también, para usarla como respaldo en caso de que sea necesario realizarse hemodiálisis en el futuro.

Obtenga más información acerca de la

Diálisis peritoneal


ANTERIOR

Compare las opciones de tratamiento

En esta tabla fácil de leer, le presentamos un resumen rápido de todas las opciones de tratamiento para la insuficiencia renal y cómo pueden afectar su vida.

Descargar

Comuníquese con un profesional de la salud

Asista a un Programa de opciones de tratamiento (TOP, por sus siglas en inglés) de Fresenius Medical Care en su área para descubrir recursos, información y apoyo disponible para usted y su familia.

Obtenga más información

Close

Loading...