Lo ayudamos a vivir mejor con diálisis

Comparta esto
Imprimir página

Mitos comunes sobre la Diálisis

La mayoría de la gente no sabe mucho acerca de los riñones. Es habitual tener un montón de preguntas. Usted puede incluso creer que algunas cosas no son ciertas, como estos mitos comunes de diálisis a continuación:

Mito: La Diálisis hará que mis riñones mejoren

Verdad: Una vez que los riñones fallan por enfermedad renal crónica, éstos no mejoran. La diálisis no es una cura. La diálisis es un tratamiento que hace un poco de lo que sus riñones hicieron. Usted necesita diálisis o un trasplante de riñón para vivir.

Mito: La Diálisis duele

Verdad: Durante la diálisis puede sentir un pinchazo cuando entra una de las agujas. Hay medicinas que adormecen la piel que pueden ayudar. El resto de su tratamiento de diálisis no debe doler. Si lo hace, informe a su miembro del personal para que puedan solucionarlo.

Mito: Mis seres queridos pueden contraer mi enfermedad renal

Verdad: La enfermedad renal no es contagiosa. No puede contagiar a alguien por compartir un vaso, besar o hacer el amor. Su familia puede estar en riesgo, sin embargo, si tienen diabetes, presión arterial alta u otros problemas que se presentan en las familias. Estas condiciones pueden dar lugar a una insuficiencia renal. Pregúntele a su médico si su familia debe hacerse una prueba.

Mito: La Diálisis es todo lo que necesita para sentirse mejor

Verdad: La diálisis hace parte del trabajo que sus riñones no pueden hacer ahora, pero no todo. Usted necesitará algunos medicamentos. La mayoría de las personas también necesitan algunos cambios en la dietaejercicios y límites de líquidos para sentirse mejor.

Mito: Voy a tener que dejar de trabajar

Verdad: Puede que tenga que hacer algunos cambios. Hable con su trabajador social acerca de sus opciones de diálisis para el trabajo.

Mito: Voy a tener que renunciar a todos los alimentos que me gustan

Verdad: El dietista trabajará con usted para tener por lo menos algunos de sus alimentos favoritos en su plan de comidas. O pregunte a su equipo de atención sobre las maneras de conseguir más diálisis, en el centro o en el hogar. Con más tratamiento de diálisis, su sangre se limpia de manera que puede ser capaz de comer y beber con menos límites.

Close

Loading...