Lo ayudamos a vivir mejor con diálisis

Comparta esto
Imprimir página

Qué se debe esperar

El equipo de transplante realizará pruebas a usted y al posible donante para conocer sus tipos de sangre y tejidos. Esta información ayuda a saber si su sistema inmunitario aceptará el nuevo riñón o lo rechazará. Si su tipo de sangre y de tejidos no son compatibles, el transplante no se realizará y usted continuará buscando un nuevo riñón. Si son compatibles, le programarán una cirugía.

Para minimizar el riesgo de rechazo (cuando el sistema inmunológico ataca el nuevo riñón), deberá tomar medicamentos inmunosopresores todos los días. Estos medicamentos costosos pueden hacerlo más propenso a infecciones, diabetes y otros tipos de cáncer y pueden tener efectos secundarios como aumento de peso, crecimiento de cabello y huesos debilitados. Su médico hablará con usted sobre esto y le enseñará cómo reconocer los signos de un rechazo e infección.

Muchas personas viven muy bien con un riñón transplantado por años o hasta décadas antes de que deje de funcionar bien. Puede aumentar las posibilidades de que su riñón funcione más tiempo siguiendo el consejo de su médico sobre la dieta y cambios de vida además de tomar todos sus medicamentos como se lo han indicado. Si el transplante de riñón falla, necesitará un nuevo riñón o diálisis.

Para muchas personas, la vida después de un transplante es mucho mejor que antes de que fallaran sus riñones pero hay algunas diferencias. Deberá tomar una cantidad de medicamentos costosos todos los días, lo que puede tener efectos secundarios. También deberá limitar los alimentos salados y las grasas en su dieta. Su equipo de cuidado de la salud trabajará con usted para ayudarlo a mantenerse saludable.

Close

Loading...