Lo ayudamos a vivir mejor con diálisis

Comparta esto
Imprimir página

Opciones de donación

Solamente se necesita un riñón para un transplante porque la persona puede permanecer saludable solamente con un riñón en funcionamiento.

Existen tres maneras de recibir un riñón para transplante:

  • El riñón de un pariente vivo (de un hermano/a, padre/madre, tío/tía o primo/a) o el riñón de una persona no emparentada que puede ser su marido, esposa, amigo/a o familia extendida (por ejemplo, pariente político).
    • Si un familiar o amigo se ofrece a donarle un riñón, además de realizarle las pruebas para ver si el riñón es compatible, deberá realizarse un control médico completo para asegurarse de que donar un riñón no dañará su salud. También se le realizará un examen psicológico.
    • Se han dado avances muy importantes en la extracción y transplante de riñones a través de los años. Sin embargo, cualquier cirugía siempre tiene algunos riesgos tanto para usted como para su donante vivo. Su médico y su equipo de cuidado de la salud analizará los riesgos de la cirugía con ambos. Puede utilizar esta información para ayudarlo en su decisión.
  • El riñón de un donante fallecido (de una persona que ha muerto recientemente y que expresó su deseo de donar sus órganos después de su muerte).
    • Para obtener un transplante de un donante fallecido debe estar en una lista de espera de un riñón en un centro de transplantes. El período de espera puede ser de unos meses a varios años. Cuando hay un riñón disponible, cada paciente de la lista que tenga un tipo de sangre compatible, se realiza una prueba de compatibilidad de tejidos con la muestra de sangre disponible en el centro de transplantes.
Close

Loading...