Lo ayudamos a vivir mejor con diálisis

Comparta esto
Imprimir página

Alice Manns

62 años de edad - Ferrum, Virginia - Presentado el 20 de mayo de 2011

Paciente de Virginia comparte un consejo sobre diálisis en el hogar con otros

Alice Manns es una paciente de diálisis en el hogar que se mantiene activa en su tiempo libre haciendo ejercicio y dedicándose a la jardinería.

Paciente de diálisis desde 2004, Alice Manns pasó dos cortos meses recibiendo tratamientos de hemodiálisis en el centro en Fresenius Medical Care North Roanoke antes de decidirse a recibir diálisis peritoneal (PD) en el hogar. Nunca miró hacia atrás. Mientras disfruta de la libertad que ofrece la diálisis en casa, entiende las responsabilidades de administrarse los tratamientos a sí misma y hace hincapié en la importancia de mantener limpio el catéter.

Cuando sus riñones dejaron de funcionar, Alice se sentía cansada y atribuía esto a los largos días de trabajo. Al poco tiempo se le diagnosticó insuficiencia cardiaca congestiva e insuficiencia renal. Los médicos dijeron que era el resultado de la hipertensión, pero ella cree que es hereditario ya que dos de sus hermanos también padecen insuficiencia renal.

Con la diálisis en el hogar, los pacientes pueden tener un programa diario más flexible y también pueden empacar sus suministros y viajar más fácilmente. Si bien tiene que tener cuidado con la cantidad de actividad física que realiza, Alice tiene mucha energía y disfruta de hacer ejercicio y estar al aire libre, ya sea con su jardinería o dando largos paseos por el bosque. Con una hija en Carolina del Norte, a menudo guarda su equipo de PD y viaja para ir a visitarla.

A pesar que ella se administra el tratamiento en casa, a Alice le gusta hablar con los pacientes nuevos ayudándoles a sentirse cómodos. Les habla sobre las ventajas y las desventajas de la PD y sabe que es fundamental que ellos entiendan la importancia de mantener el punto de acceso limpio y estéril.