Lo ayudamos a vivir mejor con diálisis

Comparta esto
Imprimir página

Asuntos emocionales

Saber que sus riñones están fallando y que la diálisis es necesaria para que siga con vida tiene un impacto emocional fuerte tanto en usted como en sus seres amados. Habrán nuevos desafíos y algunos días pueden ser mejores o peores que otros. Con el apoyo de su familia y amigos y su equipo de tratamiento, usted podrá encontrar la fuerza para poder afrontar los cambios y ver que hay mucho más en la vida que la enfermedad.

Aplazar las decisiones importantes

Si es posible, trate de no tomar decisiones importantes a largo plazo los meses anteriores y posteriores al inicio de su tratamiento. Cuando no se siente bien, sus pensamientos no son tan claros como deberían ser. Si usted está trabajando, postergue cualquier decisión sobre continuar trabajando hasta después de que haya iniciado el tratamiento y cuando empiece a sentirse más cómodo. Si su tratamiento está interfiriendo con su capacidad para trabajar, busque un momento libre bien sea durante las vacaciones o cuando esté enfermo o si es necesario pida una licencia médica.

Establecer una meta para sí mismo

Para algunas personas será de mucha ayuda establecer metas para dejar de lamentarse por su enfermedad. Establecer una meta, inclusive una pequeña, puede ofrecerle algo positivo en qué enfocarse. Su meta puede ser aprender algo nuevo o realizar un viaje especial o algo más que lo haga feliz. Usted no tiene que renunciar a lo que es importante para usted sólo porque sus riñones no funcionan. Usted sigue siendo usted.

Pedir la ayuda que necesita

Los miembros de su familia, sus amigos cercanos o sus consejeros pueden ayudarle a hablar sobre sus sentimientos y asegurarle que no ha cambiado sólo porque sus riñones ya no funcionan apropiadamente. Su apoyo puede ser suficiente para ayudarle a superar los momentos difíciles y encontrar su camino hacia un lugar más esperanzador.

Conversar sobre sus sentimientos puede ser un largo camino para que usted y sus amigos puedan afrontar mejor su enfermedad. Su familia y sus amigos no siempre saben qué decir o hacer para darle el apoyo que necesita. Si usted es más abierto con sus sentimientos, les será más fácil ayudarle y apoyarlo de la manera correcta.

Si necesita más apoyo, el trabajador social de su centro de diálisis ha recibido capacitación especial en consejería. Él o ella puede conversar con usted sobre lo que está experimentando o puede derivarlo a otro profesional de consejería. Si se ve a sí mismo estancado en sentimientos que afectan su perspectiva, pida ayuda.

La depresión es común en personas con una enfermedad crónica. Si usted cree que está deprimido, converse sobre eso con su médico o trabajador social. La depresión es muy fácil de controlar.

Close

Loading...