Lo ayudamos a vivir mejor con diálisis

Comparta esto
Imprimir página

Robert Moore

Bob Moore se mantiene en forma mediante el levantamiento de pesas en el gimnasio y se ha prometido no dejarse derrotar por la enfermedad renal.

Edad 63 - Dixon, Missouri

Los entrenamientos en el gimnasio le ayudan a este jubilado de Missouri a ver todo de otra manera 

Bob Moore tuvo dificultades para adaptarse a la vida en diálisis después de que su presión arterial alta diera lugar a una insuficiencia renal hace dos años. Sin embargo, después de llegar al centro Fresenius Medical Care en Lebanon, Missouri, los miembros del equipo de atención médica de Bob hicieron un esfuerzo concertado para ayudarle a mejorar su calidad de vida, mientras está en diálisis.

Para mejorar su salud, el antiguo propietario de un restaurante de carnes 63 años de edad   se unió a un gimnasio local y comenzó a entrenar, lo que lo llevó a empezar a comer más alimentos adecuados para la diálisis. El compromiso de Bob con un estilo de vida saludable en última instancia, dio sus frutos, ya que su salud mejoró de manera espectacular, lo que lo inspiró a alentar a otros pacientes en su clínica a hacer cambios a su alimentación.

A causa de otros problemas de salud, Bob no es candidato a un trasplante. Después de saber esto, Bob pensó seriamente en abandonar su programa de ejercicio y alimentación por completo. Sin embargo, el personal clínico le animó a no rendirse, recordándole todas las cosas buenas que tenía que esperar de la vida. Con su apoyo, continuó su régimen de ejercicio y resolvió no dejarse derrotar por la enfermedad renal.

Hoy, Bob camina con regularidad y entrena cuatro veces a la semana en su gimnasio local, donde hace prensas de pierna con 220 libras (100 kilos) y prensas de banco con 120 libras (55 kilos). Él disfruta especialmente de hacer levantamiento de pesas y ejercicios para todo el cuerpo y se enorgullece de su nueva constitución corporal que ve en el espejo.

Se ha convertido en un buen ejemplo de los muchos beneficios del ejercicio regular. “Te sentirás mejor y tolerarás mejor la diálisis”, afirma. “Incluso te puedes ver mejor, por lo que tu cónyuge o pareja se sentirán orgullosos de estar a tu lado en público. Y cuando pases por esos espejos o una ventana grande de vidrio, ¡te verás de manera diferente!”