Lo ayudamos a vivir mejor con diálisis

Comparta esto
Imprimir página

Raymond Scott

El paciente de diálisis Raymond Scott adora viajar, y espera que le sea más fácil ahora que ha cambiado de los tratamientos en clínica a la hemodiálisis en casa.

45 años de edad - Laveen, Ariz.

La diálisis en el hogar le da a paciente de Arizona energía y libertad para viajar

Raymond Scott ha estado en diálisis la mayor parte de los últimos 15 años. Pero el ex técnico en electrónica militar de 45 años no ha dejado que la necesidad de tratamientos regulares de filtrado de sangre le eviten disfrutar su pasión por los viajes. “No nos impide ir a ningún lado”, dice.

Raymond, quien creció en Carolina del Sur, ha vivido en Laveen, un suburbio de Phoenix, Ariz., desde que salió del Ejército en 1997. Desde entonces, ha viajado a Canadá, Jamaica, Hawaii y otros destinos – a veces con sus dos niños pequeños, pero siempre cumpliendo con sus tratamientos de diálisis.

Desde hace aproximadamente un año, ha estado en hemodiálisis en casa. Esto facilita los viajes, dado que su máquina portátil de hemodiálisis es lo bastante pequeña para llevarla en el carro y en viajes en avión. Realizarse la diálisis en casa ahorra tiempo, ya que requiere de menos viajes a la clínica de diálisis. También le permite realizarse diálisis con más frecuencia, lo que él afirma que le ayuda a mantener baja su presión arterial y le da más energía.

Raymond se ejercita tres veces por semana en la YMCA local, en donde trata de hacer al menos una hora de ejercicio cardiovascular, generalmente en la caminadora. Su hijo de 8 años y su hija de 5 años también le ayudan a mantenerse en movimiento, dice.

Le aconseja a otros pacientes de diálisis que “sean tan activos como puedan”, y que mantengan la disciplina mental en lo referente a la dieta.