Lo ayudamos a vivir mejor con diálisis

Comparta esto
Imprimir página

Charlie Brose

Charlie Brose se mantiene activo ayudando a manejar un programa de deportes adaptables en el área de Minneapolis, y actuando como árbitro en juegos de preparatoria de hockey sobre piso y softbol.

50 años de edad - Minneapolis, Minnesota

La pasión por los deportes motiva a este paciente de diálisis de Minnesota 

Charlie Brose ama los deportes. También ama ayudar a otros a perseguir su propia pasión por los deportes, aún cuando no les resulte fácil.

En 1994, Charlie y varios amigos del área de Minneapolis iniciaron un programa de deportes adaptables llamado “We Love to Play”, que otorga a adultos con discapacidades físicas y del desarrollo la oportunidad de competir en una variedad de deportes en interiores, incluyendo hockey sobre piso, softbol, futbol americano y soccer. Durante los últimos 19 años, ha ayudado a manejar el programa, que se ha convertido en una exitosa pequeña organización no lucrativa 501(c)(3).

Charlie, de 50 años, también ha estado en diálisis durante los últimos seis años, desde que falló el riñón trasplantado con el que contó por más de una década. Ahora necesita tratamientos frecuentes de filtrado de sangre para limpiar los productos de desecho y eliminar el exceso de fluidos de su sangre. Pero no ha permitido que eso disminuya su entusiasmo por los deportes. Él aún participa regularmente en actividades de “We Love to Play”. También se mantiene en forma actuando como árbitro en juegos adaptables de hockey sobre piso y softbol en preparatorias locales.

Mantener sus días libres para el trabajo y los deportes se ha facilitado desde que cambió de diálisis en clínica a tratamientos de diálisis en casa. Charlie siente que estos tratamientos son más suaves para su cuerpo, porque pueden ser más largos y lentos que las diálisis tradicionales en clínica. Y le ayudan a mantenerse activo.

“El ejercicio me mantiene en movimiento, en vez de quedarme sentado”, dice. “Me ha ayudado a sentirme genial”.