Lo ayudamos a vivir mejor con diálisis

Comparta esto
Imprimir página

Sodio

¿Comer en el camino? Descargue esta guía útil de Opciones de comida rápida bajas en sodio.

Su cuerpo necesita sodio para mantener nervios saludables y balancear los niveles de fluidos. Se necesitan menos de 1,000 miligramos (mg) de sodio por día para realizar estas tareas. ¡Pero la mayoría de nosotros toma más de 5,000 mg por día!

La sal es la fuente más común de sodio en nuestros alimentos. Es el segundo aditivo más común en alimentos procesados hoy en día y es la fuente principal de sodio. Hasta el 75 por ciento de sodio que consumimos proviene de la sal agregada a los alimentos por los fabricantes. Conclusión: a la mayoría de nosotros nos gustan los sabores salados. El sodio mejora el sabor de los alimentos y muchos de nosotros come demasiada sal debido a esto.

Las dietas altas en sodio aumentan el riesgo de desarrollar presión arterial alta, enfermedades cardiacas y derrame cerebral. Si usted tiene diabetes, tiene inclusive un riesgo más alto de enfermedades cardiacas y derrame cerebral, especialmente si tiene presión arterial alta. Comer menos sal le ayudará a reducir estos riesgos y a mantenerse más saludable.

El sodio actúa como un imán que atrae el fluido. Le causa sed y retiene fluido extra en su cuerpo como una esponja. Muchas personas en diálisis luchan contra la sed, pero aprender a consumir menos sal puede ayudar bastante. Lea sobre la experiencia de un paciente en diálisis.

“Empecé teniendo un problema un año antes de la diálisis. Mi cuerpo estaba aferrándose al sodio, lo cual me daba mucha sed y me causó problemas con el edema. Ahora estoy en diálisis y estoy muy atento a mis niveles de sodio y esto ayuda bastante. Yo preparo alimentos simples desde cero, por lo que tengo control completo sobre lo que pongo en mi boca. ¡Es sorprendente la cantidad de sodio oculta en alimentos procesados! Esta es una lista corta de cosas que están prohibidas en mi despensa: mezcla para hornear de suero de leche, sopas enlatadas, mezclas de sopas secas y cualquier mezcla que contenga la palabra ‘acompañante’ (Helper), jugos de tomates y verduras y bocadillos tales como papas fritas y pretzels con sal”.

Una dieta alta en sodio también puede causar dolores de cabeza y puede hacer que se sienta lento. Si usted recibe diálisis peritoneal (PD, por sus siglas en inglés), puede consumir 3,000 a 4,000 mg de sodio al día. Si usted recibe hemodiálisis en el centro (HD, por sus siglas en inglés), este tratamiento no retira todo el fluido extra que está dentro y entre sus células. Por lo tanto, necesitará limitar la cantidad de sodio a sólo 1,200 a 2,000 mg por día si elige esta opción de tratamiento. Consulte con su médico y dietista para estar seguro. Ellos le ayudarán a saber cuánto sodio puede consumir cada día.

La buena noticia es que la mayoría de las personas se acostumbran a comer menos sal en unas semanas y dicen que los alimentos saben mejor sin ella. Usted puede percibir el sabor real de los alimentos, no sólo el sabor de la sal.

Diálisis y sodio

Una dieta alta en sodio también puede causar dolores de cabeza y puede hacer que se sienta lento. Si usted tiene diálisis peritoneal (PD), puede consumir 3,000 a 4,000 mg al día de sodio. Si usted hace hemodiálisis en el centro (HD), este tratamiento no retira todo el fluido extra que está dentro y entre sus células. Por eso, deberá limitar el sodio a sólo 1,200 a 2,000 mg al día si elige esta opción de tratamiento. Consulte con su médico y dietista para estar seguro. Ellos le ayudarán a saber cuánto sodio puede consumir cada día.

La buena noticia es que la mayoría de las personas se acostumbran a comer menos sal en unas semanas y dicen que los alimentos saben mejor sin ella. Usted puede percibir el sabor real de los alimentos, no sólo el sabor de la sal.

Consejos para disminuir el sodio

Estas son algunas ideas para consumir menos sodio. Elija las que al parecer darán resultado para usted:

  • ¡Lea todas las etiquetas de los productos alimenticios! Los alimentos empaquetados deben indicar cuánto sodio hay en cada porción.
  • Algunos alimentos no tienen sabor salado, pero tienen bastante sodio. Un producto bajo en sodio tiene menos de 140 mg por porción. Elija un cereal que contenga menos de 280 mg de sodio por porción y platos precocinados que contengan menos de 600 mg de sodio por plato.
  • Cocine sin sal. ¡Una cucharadita de sal tiene 2,130 mg de sodio!
  • Limite los alimentos procesados como alimentos para calentar en el horno microondas, alimentos enlatados, paquetes de aderezos, quesos duros, pepinillos y aceitunas, salchichas y charcutería.
  • Evite sustitutos de sal. La mayoría de los sustitutos usa potasio en lugar de sodio y el potasio también está limitado en un plan de comidas renal.
  • Lea las etiquetas de los medicamentos sin receta médica. Algunos contienen bastante sodio.
  • Utilice hierbas y especias para darle sabor a los alimentos. Frote las hierbas en sus manos para liberar más sabor e incrementar las cantidades que use. El ajo en polvo (no la sal de ajo) funciona muy bien.
  • Utilice vinagre y jugo de limón para darle sabor a los alimentos en lugar de la sal.

Sorprendentes fuentes altas en sodio

A veces, los alimentos que ni siquiera pensamos que son salados pueden tener altas cantidades de sodio. Estos son algunos alimentos altos en sodio que posiblemente haya olvidado:

Alimento Sodio Tamaño de la porción
Suflé de espinaca 770 mg 1 taza
Queso cottage de 2% de grasa 746 mg 1 taza
Panqueques (mezcla seca)
576 mg 3 panqueques
Caldo de pollo 
Natural GoodnessTM 
(33% menos sodio)
 570 mg  1 taza

Y asegúrese de descargar nuestra lista de Opciones de comida rápida bajas en sodio.

 

Contenido de Kidney School, un programa de Medical Education Institute, Inc.

Close

Loading...