Lo ayudamos a vivir mejor con diálisis

Comparta esto
Imprimir página

Potasio

El potasio ayuda a que sus nervios "se comuniquen" con sus músculos, incluyendo su corazón. Demasiado o muy poco potasio puede hacer que su corazón pierda el ritmo, ¡o inclusive que se detenga!

En el caso de los pacientes con enfermedad renal, las pruebas de laboratorio mensuales detectarán sus niveles de potasio para garantizar que estén en un rango seguro. Registre sus resultados de laboratorio y trabaje con su dietista para aprender a ajustar sus opciones de comida, en caso necesite hacerlo. Su nivel de potasio debe ser menor a 6.0 mEq/L para sus pruebas de sangre mensuales.

Si sus pruebas de laboratorio son positivas, entonces significa que lo está haciendo bien. Si su potasio es elevado, escriba lo que está comiendo en la semana, para que se pueda reunir con su dietista y sepa cómo puede mejorar.

Diálisis y potasio

La mejor manera en que usted puede revisar su ingesta de potasio mientras recibe diálisis es:

  • Pregunte su dietista cuál es su nivel en cada prueba de laboratorio mensual.
  • Escoja frutas y verduras con contenido de potasio bajo o moderado.
  • En general, escoja las opciones de contenido moderado y bajo y limite las verduras y frutas con altos niveles de potasio a cantidades pequeñas.

Como paciente de diálisis, es probable que usted tenga un límite de potasio diario. Las personas con diálisis peritoneal (PD, por sus siglas en inglés) pueden consumir entre 3,000 y 4,000 mg por día (en PD usted hace intercambios diarios y puede inclusive necesitar más alimentos con potasio).

Las personas con hemodiálisis (HD, por sus siglas en inglés) pueden tener entre 2,000 y 3,000 mg diarios. Pregúntele a su dietista y a su médico cuánto potasio puede consumir cada día.

El potasio proviene principalmente de frutas y verduras. También se encuentra en frutos secos, frijoles secos, productos lácteos y carnes. Su cuerpo utiliza lo que necesita y los riñones saludables retiran el resto. Ya que sus riñones no están funcionando bien, puede acumularse potasio extra en su cuerpo.

Encontrando la información nutricional que necesita

Las etiquetas de los alimentos pueden darle más información sobre lo que hay en sus alimentos. La ley requiere que los alimentos empaquetados tengan etiquetas que indiquen las calorías, grasa, sodio, carbohidratos, proteína y ciertos nutrientes como la vitamina A, vitamina C, calcio y hierro. Pero las etiquetas de los alimentos no le indican cuánto potasio hay en la comida. Algunas lo hacen, pero es posible que necesite otra fuente de esta información.

¿Dónde puede saber cuánto potasio hay en los alimentos? ¿Y cuánto sodio? ¿Y calorías? ¿Y fósforo? Hay tres formas para que usted aprenda y la que usted elija dependerá de cuánto desea saber y cuánto trabajo esté dispuesto a hacer para saberlo.

  • Obtenga una lista de alimentos comunes con altos niveles de fósforo, potasio o sodio. Puede preguntarle esto a su dietista. Si los alimentos de estas listas son los que le gustaría comer, ésta puede ser toda la ayuda que necesite para mantenerse saludable.
  • Utilice un libro de referencia sobre el valor nutricional de los alimentos para buscar los valores exactos de los alimentos que no están en la lista. De esta forma usted puede hacer buenas elecciones y agregar los alimentos que le gustan en cantidades seguras. Ya que usted no necesitará el libro muy seguido, puede pedirlo prestado en la biblioteca. Puede que descubra que uno o dos trozos de pizza son un gusto que puede incluir a su plan de comidas.
  • Diseñe su propio plan de comidas buscando alimentos en el libro de valor nutricional de alimentos y elaborando un cuadro diario.

A algunos pacientes les gusta hacer esto debido a que les ayuda a sentir que tienen más control y les permite comer alimentos que no están en la lista. Buscar alimentos toma mucho tiempo al principio, pero usted empezará a reconocer los alimentos que debe consumir en pequeñas cantidades y cuáles son los que puede comer más.

Revisar los tamaños de las porciones

¿Alguna vez ha visto un paquete de bocadillos de papitas que sólo tiene 110 calorías por poción pero en realidad hay 3 porciones en el paquete? ¡Tres porciones pueden convertir un alimento bajo en potasio en un gran error por exceso de potasio!

El tamaño de las porciones también funciona al revés. Si su alimento favorito es muy alto en potasio, puede que aún sea capaz de disfrutarlo en porciones más pequeñas. Cuando usted sepa cuánto potasio contienen las frutas y verduras, puede que desee probar algunos alimentos nuevos y tener algunos nuevos favoritos.

No piense que cualquier comida puede estar "prohibida". La pizza con queso no está prohibida. Eso sólo significa que puede consumir pequeñas cantidades y que necesitará calcular su ingesta de potasio durante el resto del día de acuerdo a su asignación diaria. No es “hacer trampa", es ser consciente de sus límites y saber cuánto puede aportar de forma segura.

Controlar lo que come no es el único factor para controlar el potasio de forma efectiva; usted también necesita una buena diálisis. Si su Kt/V o tasa de reducción de urea (URR, por sus siglas en inglés) (medidas de suficiencia de diálisis) no están en el rango objetivo, se puede acumular potasio sobrante en su cuerpo.

La carambola es peligrosa para las personas en diálisis

La carambola cortada se ve bien en una ensalada de frutas. Pero las investigaciones muestran que la carambola contiene una neurotoxina que puede causar agitación, confusión e inclusive la muerte si usted está en diálisis. Así que disfrute las frutas con contenido bajo y moderado de potasio, ¡pero evite la carambola!

Las carnes frescas pueden tener potasio y fósforo extra

¡Cuidado! Algunas carnes frescas han sido "mejoradas" inyectándoseles fluidos que pueden contener potasio o fósforo. Los procesadores de carne no tienen que decirle lo que le han agregado, pero sí tienen que decirle si le han agregado algo. Lea la etiqueta.

 

Contenido de Kidney School, un programa de Medical Education Institute, Inc.

Close

Loading...