Lo ayudamos a vivir mejor con diálisis

Comparta esto
Imprimir página

Grasas

Las grasas brindan energía, protegen a los órganos de las lesiones, ayudan a mantener una temperatura corporal constante y ayudan a la absorción de algunas vitaminas. Para mantener su corazón saludable, trate de consumir grasas no saturadas, las cuales son líquidas a temperatura ambiente.

La grasa tiene muy mala prensa y muchos de nosotros comemos más grasa de la que deberíamos. Pero nuestro cuerpo necesita grasa para producir energía, proteger a los órganos de las lesiones, mantener una temperatura contante y absorber algunas vitaminas.

Diabetes, enfermedades del corazón y grasas

Las personas en diálisis tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Y con la diabetes el riesgo es aún mayor. Esto significa que escoger grasas saludables para el corazón es aun más importante para usted que para cualquiera.

¿Qué es "bueno para el corazón"? Es menos probable que las grasas que son líquidas a temperatura ambiente (sin saturar) obstruyan las arterias y dañen su corazón. Las grasas que son sólidas temperatura ambiente, como grasa de carne, margarina y mantequilla, son grasas saturadas y es mejor comer menos de ellas.

¿Cuál de estas grasas no saturadas considera que puede agregar a su plan de alimentación mientras recibe tratamientos de diálisis?

  • Aceite de oliva (bueno en ensaladas o para freír)
  • Aceite de canola
  • Aceite de ajonjolí (sabor fuerte y bueno para saltear)
  • Aceite de nuez o aguacate (bueno para aderezos de ensalada)
  • Pescados grasos (salmón, atún, arenque)
  • Aceite de cártamo o girasol
  • Aceite de maíz
  • Aceite de semillas de algodón
  • Aceite de soya

 

Contenido de Kidney School, un programa de Medical Education Institute, Inc.

Close

Loading...